GDS entrevista a Zlatan Ibrahimovic

El cuerpo de un rebelde: “Creo que no se puede más que mi mente”. Pero Zlatan Ibrahimovic es indomable: “Encontraremos un balance entre mis músculos y mi voluntad”. Y adivinen quien ganará: la estrella del Milan se entrena a diario para estar listo para la próxima temporada, donde cumplirá cuarenta años.

Balance, equilibrio, es la palabra que se usa a menudo en la conversación, aunque Ibra es un total apasionado de equilibrio y equilibrismos. Exagerado, a veces extremo, aunque no se ve así.

Zlatan, ¿le gusta como le tratan los medios?

“Cada uno hace su trabajo y saca opiniones. Sé lo que soy y lo que puedo hacer. Tengo confianza en mí mismo, siempre esta es la mentalidad que me ha llevado hasta aquí, no puedo ni quiero cambiarlo”.

¿Desilusionado por la lesión que te ha privado de la Eurocopa?

“Más por el Milan, porque me he perdido muchos partidos. Quería ayudar más, soy uno que normalmente juega 50 partidos al año. Me gustaría ser más realista, pedirle menos a mi cuerpo, pero no lo consigo. Estoy desilusionado por la Eurocopa, pero estar en una competición cuando no estoy al cien por cien no sería correcto por mi parte. Prefiero estar fuera y animar a Suecia”.

¿Preocupado por el asunto sobre tu presunta participación en una compañía de apuestas?

“No, porque las cosas se están arreglando. No hice nada contra el sistema, al contrario, en cuanto volví a Europa enseguida intenté solucionarlo todo”.

A propósito de UEFA, FIFA, sanciones, ¿qué piensas de la Superliga?

“No estoy muy informado, pero puedo imaginar los motivos que llevaron a los clubes a intervenir: sufren económicamente, buscaron un camino para recuperarse. Pero es algo extraño que en países como Inglaterra que es un negocio entre hinchas y clubes y que nadie haya dicho nada a los jugadores que hacen ese espectáculo. Somos nosotros los que debemos jugar más o menos”.

¿Crees que se juega demasiado?

“No lo creo. Cuando un jugador no juega se enfada, si se juega demasiado se dice que es demasiado. Cuando hace sol hay calor, cuando no es que falta el sol… Hay que encontrar un equilibrio”.

¿Con 39 años quieres jugar menos?

“Al contrario, pero quizás tuve que aprender a ser más realista y seguir los mensajes del cuerpo. Pero no lo consigo y voy siempre al máximo”.

A propósito de máximos, hablabas de las dificultades de los clubes. ¿Los jugadores ganan demasiado?

“¿Qué es ganar demasiado? Cada uno tiene un valor, depende de cuanto te sirve ese jugador. El valor lo pone el mercado. Es como la Bolsa”.

¿Qué te hizo sufrir más en la temporada que se acabó?

“Las lesiones, pero son dieciocho meses fantásticos desde que volví. El Milan está en Champions, los hinchas se lo merecen. Quería ganar el scudetto y estábamos ahí… arriba del todo… en estos meses creció la mentalidad del equipo, creció el colectivo y así mejoraron cada uno”.

Pasas por ser alguien individual, incluso eres algo egoísta. Eres una estrella, pero a menudo hablas del conjunto

“Me gusta ser egoísta, muchos son reyes pero solo hay un dios y soy yo. Pero sin mis compañeros no voy a ninguna parte y lo sé”.

¿Cuantas veces te has enfadado esta temporada?

“Todos los días, me siento vivo así, creo que no hay nada negativo en enfadarse. Es una manera de hacer ver cuanto quieres en lo que haces y en las personas que te rodean. Si dices siempre que todo va bien, ¿qué vida es?”.

Tu nuevo compañero Maignan comenta que cuando era un chaval en el PSG te siguió por tus frases y que lo apreciaste

“A veces animo a las personas. A veces hay que ser duros, a veces ligeros. A veces bromeo y a veces lanzo mensajes. Esta vez hemos llegado a Champions, ese era el objetivo, pero quiero ganar. Es un reto que sigo y me estoy divirtiendo. Ahora tengo mayor responsabilidad, me siento más líder. La relación con el club es clara, los jugadores deben trabajar a diario para devolver al Milan donde merece”.

¿Disgustado por el caso Donnarumma?

“Mucho. Antes me preguntaste si los jugadores ganan demasiado, ahora hago yo una pregunta: ¿qué valor tiene Donnarumma? Ha crecido en el Milan, tuvo que ser el portero del equipo durante veinte años, quizás no veinte porque no está Ibra”.

“Pero es el mejor del mundo. Habría podido ser Míster Milan, como Paolo Maldini. ¿Qué valor tenía Maldini? No hay cantidad posible. Si Gigio se va o no es algo que no puedo saber. Hay que ser dos para bailar un tango. Yo le diría que se quedara en el Milan hasta el final”.

¿Qué piensas de Giroud?

“Más jugadores de nivel consigan integrarse, mejor será. Giroud tiene gran experiencia y no tenemos tantos jugadores que hayan ganado trofeos. Si viene será bienvenido. También porque es un grupo muy disponible, que tiene ganas de aprender y mejorar, un grupo de trabajo bien guiado”.

Y quizás estás listo para ser el segundo de Pioli

“Ya lo hice durante año y medio. Ahora intentemos hacer otras cosas”.

Tu amigo Mourinho vuelve a Italia

“Un gran reto: como me sucedió a mí, llega a un club donde no es favorito y él no está habituado. Pero por eso es bonito. Y luego Mourinho es un personaje, todo lo que dice da la vuelta al mundo. Para la Serie A es un buen fichaje desde todos los puntos de vista”.

Allegri, tu ex-entrenador, vuelve a la Juve

“Estoy contento, cuando lo tuve era en los inicios, ahora es un ganador. Quizás era mejor una experiencia fuera para completarse, pero no todos son como Zlatan que toma las maletas y va al jardín de los demás. Cada uno está hecho a su manera”.

Digamos que Ancelotti en eso sois parecidos

“En Madrid, otro gran reto listo para él”.

En Sanremo tuviste mucho éxito, quien no sigue el fútbol y no te conocía te vieron como alguien simpático

“Es siempre así, pero la gente que está a mi lado saben como soy. Muchas veces le pregunté a Amadeus que me dijera lo que tendría que hacer en el Festival. Me dijo que fuera yo mismo y lo hice”.

¿Eres siempre tú mismo o te pones una máscara?

“Algo de autodefensa a veces hace falta, no comparto la vida privada con los demás. Sonrío cuando piensa que soy perfecto en un mundo donde tienes todas las miradas encima. No existen los perfectos y los que piensan serlo lo entienden a base de golpes”.

¿Cómo ves la próxima temporada?

“Hay equipos que tras la pandemia sufren económicamente y no puedes moverte como en el pasado. Atalanta y Milan me parecen los más sólidos bajo este punto de vista. Veremos lo que sucede en el campo. Será otro capítulo para el Milan. Una liga difícil, hay que luchar con Atalanta, Inter, Juve, Nápoles… Un buen equilibrio. Intentaré ganarlo, mis compañeros y yo”.

¿Algo que quieres hacer en tu vida que no hayas podido?

“He hecho lo que quería, no tengo planes de largo plazo. Cuando lo haces, a menudo ha sucedido lo contrario de lo previsto. Por tanto vivo al día, carpe diem. Que pase lo que tenga que pasar”.

Zlatan, ¿te ha dado más el fútbol a ti o tú más al fútbol?

“El fútbol ha hecho encontrarme con gente, viajar, vivir culturas diferentes. Me ha dado la vida que tengo. ¿Qué he dado yo? El delantero más completo del mundo”.

Los años pasan, pero no para Zlatan. De verdad.