36ª Jornada: Milan – Sampdoria

Una vez cerrado el capítulo de la Liga de Campeones, quedan 270 minutos por disputar en la temporada del Milan de Stefano Pioli. Tres partidos en los que será fundamental cobrar lo máximo en juego, alcanzar una plaza importante y cerrar bien.

El rival de hoy será la Sampdoria: los doriani ya están descendidos a la Serie B, pero el veredicto de la clasificación no impedirá al equipo de Stanković exprimirse al máximo en un escenario tan prestigioso como San Siro. Nos acercamos al saque inicial ofreciendo tres claves para enmarcar nuestra 36ª jornada.

Volver a empezar tras el final de un sueño, como el europeo, pero también tras un amargo descenso. Milan y Sampdoria llegan a San Siro con un deseo común de revancha, de dejar atrás los resultados del último periodo.

Para los rossoneri esto debe traducirse, en primer lugar, en encontrar el camino del gol después de tres partidos sin marcar: vencer a los blucerchiati significaría dar continuidad al éxito ante el Lazio, hasta ahora el único del mes, y limar la parada en La Spezia como un tropiezo aislado.

Cerrar en el mejor de los casos una temporada de altibajos -pero aún así llena de momentos significativos- es un objetivo importante y el planteamiento del partido en San Siro deberá ser óptimo desde el principio. Ante un equipo que jugará con la mente ligera y despejada, sin presión clasificatoria, será fundamental no malinterpretar el partido.

En San Siro se enfrentarán el equipo que más goles ha marcado en la primera media hora y el que más ha encajado en los últimos minutos. Hemos visto la importancia de un planteamiento óptimo desde el principio, y desatascar el partido en los primeros minutos sería crucial para el Milan, que siempre ha ganado en liga cuando ha marcado en los primeros 15 minutos de juego, incluido el partido de ida en Marassi.

Una clave, para generar ocasiones inmediatas, podría ser la superioridad numérica por las bandas de los rossoneri, dada la tendencia 3-4-1-2 utilizada por los doriani. Un inicio ágil no es necesariamente garantía de un gran resultado final, aunque los precedentes en este sentido hablan a nuestro favor.

El Milan ha marcado mucho en el tiempo añadido (seis goles esta temporada en liga, dos de ellos en los tres últimos partidos) y desafía a la Sampdoria, el equipo que más ha encajado (ocho, cinco de ellos en 2023). Para tener un gran final, sobre todo en caso de partido empatado, el impacto de los suplentes también será crucial: habrá que vigilar en este sentido al dúo Saelemaekers-Messias, autor de los tres últimos goles rossoneri saliendo desde el banquillo.

Parejas de centrocampistas de intensidad y calidad. Por un lado Sandro Tonali y Rade Krunić, por el otro Tomás Rincón y Harry Winks. Así que gran parte del juego del partido de San Siro se reducirá a las parejas del centro del campo, “protegidas” de diferentes maneras por las disposiciones tácticas de Pioli y Stanković.

Si el Milan apostará por su habitual 4-2-3-1, con Díaz dispuesto a actuar como clásico trequartista, la Sampdoria flanqueará sin duda la pareja de mediocentros con dos jugadores de campo -Augello y Zanoli son de los más presentes en los últimos meses- y tenderá a reforzar esa protección con un trequartista físico (Đuričić, que marcó en la ida, parte por delante de Cuisance en la rotación).

Los rossoneri marcan mucho en acción (84% de los goles en liga, nadie lo ha hecho mejor en la Serie A), pero en un partido en el que es poco probable que puedan confiar en los contragolpes -otra estadística en la que el equipo de Pioli ha destacado esta temporada-, el rendimiento del dúo en el centro del campo será crucial en términos de construcción y posesión.

POSIBLES ALINEACIONES

El momento negro continúa para el Milan, que afronta el partido de San Siro contra la Sampdoria con nuevas ausencias a las que hacer frente. Pioli tendrá que prescindir al mismo tiempo de Origi, Rebic y Vranckx. Los tres son baja por lesión.

El ex-delantero del Liverpool se trata de una distensión en el abductor, mientras que para el croata el parón está ligado a una lesión contuso-distorsiva en el tobillo izquierdo. El centrocampista belga, clase 2002, parará en cambio por una inflamación del pubis.

Los tres problemas no son graves en conjunto, pero privan a Stefano Pioli de tres alternativas importantes en un partido con tres puntos obligatorios en la persecución de la cuarta plaza de Champions.


RETRANSMISIÓN TV

En España será retransmitido en directo por Movistar+ Liga de Campeones (20:45 PM)

Lista de canales disponible en todo el mundo en LIVE SOCCER TV

RETRANSMISIÓN INTERNET