¿Quién será el nuevo delantero?

El nombre que ocupa la pole position proviene de Francia. Hugo Ekitike tiene 21 años, nació en Angers y la pasada temporada jugó en el PSG. Al margen de una competición casi injugable, consiguió algunas satisfacciones: 4 goles y otras tantas asistencias en 32 apariciones. Nada mal. Los parisinos lo compraron al Reims por 35 millones de euros, para que pueda marcharse cedido.

Puntos fuertes: juega en ataque, corre mucho, varía en todo el frente ofensivo sin problemas. Hace dos años marcó 10 goles en la Ligue 1 con el Reims, el equipo de su vida donde nació y creció. Además, es uno de esos perfiles de Milán. Joven, futurista, nacido en 2002. Este es el primer gol del ataque.

Desventajas: sin duda la experiencia. Ekitike cuenta con sólo 4 partidos en la Liga de Campeones, todos disputados el año pasado. Uno de ellos ante la Juventus en la fase de grupos. En 2022 se describió así: “Soy un jugador bastante completo, pero puedo mejorar en todos los aspectos”. Fresco.

Al fondo está Armando Broja, el chico de oro del Chelsea condicionado por una mala parada. El año pasado se lesionó la rodilla en diciembre y se perdió el resto de la temporada. Nacido en Slough, un centro industrial a treinta kilómetros de Londres, eligió representar a Albania, el país de mamá y papá.

Desde 2020 hasta hoy ha marcado 4 goles en 17 partidos. La palabra clave para abrir su mundo son metas. Los ha marcado siempre, desde la cantera del Chelsea hasta las cedidas fuera de casa: 10 goles contra el Vitesse, otros 6 contra el Southampton en la Premier League, uno con los Blues, fichados el año pasado con el Wolverhampton.

¿Calidad principal? La raza. Crédito a papá: “Cuando tuve un período de crecimiento acelerado, alrededor de los 16 años, a papá le preocupaba que pudiera perder velocidad. El ritmo siempre había sido una de mis mayores fortalezas, por lo que me llevó a hacer sprints en colinas. Al menos una hora al día”. Le sirvieron.

En Portugal le llaman “o bichinho”, “el pequeño insecto”, apodo que lo capta a la perfección. Mehdi Taremi tiene 31 años y es uno de esos perfiles angulosos de ataque y un poco rudos, sarnosos y combativos, el nueve asociativo que no se rinde y te molesta.

Alguien que marca el penalti con una cuchara y luego sorprende con una chilena, o tal vez picar a la Juventus al minuto en la Liga de Campeones, en 2021. El Porto es un hueso duro de roer, pide al menos 20 millones, una cifra que Los rossoneri no quieren desembolsar dinero.

El año pasado marcó 34 goles (80 en los últimos tres años). Sebastião Macias, ex médico de la selección iraní, elogió sus ganas de aprender y su humildad: “Siempre quiere crecer. Gimnasio, entrenamientos extra, preguntas constantes”. El secreto del delantero.

La última idea se remonta al presente. ¿Y si el Milán mantuviera a Lorenzo Colombo como diputado de Giroud? Posible. Premisa: a muchos les gusta el delantero, viene de un año de seis goles en el Lecce y jugar de forma continuada podría ser bueno para él. Pero a Pioli le gustaría tener una alternativa joven a los franceses, y Colombo ha crecido mucho en los últimos dos años.

Ya no es el chico esperanzador que se mantuvo a bordo en 2020, al menos hasta enero, antes de pasar cedido al Cremonese de la Serie B (un gol en 13 partidos). Ahora ha crecido a pasos agigantados. Nacido y criado en Vismara, nacido en 2001, Lorenzo podría ocupar el puesto como alternativa a Giroud, que ya marcó en su primer partido. Además, en una plantilla cada vez más pobre de jugadores italianos, especialmente en lo que respecta a la lista de la Liga de Campeones, sin duda sería útil.

MARCO PELLEGRINO HABLA EN MILAN TV

Ideas claras y referencias claramente visibles: “Soy un defensor rápido, agresivo y concentrado”. Un poco como su ídolo, Sergio Ramos, que busca equipo después de jugar dos años en el PSG: “Me inspiro en él y en Romero del Tottenham”.

Mientras tanto, sueña despierto. El Milán se lo compró al Platense por unos 3 millones. Será el quinto central a disposición de Pioli: “Es un sueño estar aquí, cuando supe el interés del club lo hablé con mi familia, estábamos ilusionados y no lo podíamos creer”.

El argentino habló así con Milan TV, revelando también sus orígenes italianos: “Soy italiano por mi abuelo, el padre de mi madre. Él me habla a menudo de este país y él también se alegra por mí. Llegué aquí hace algunos años. años con mi familia. Espero adaptarme rápidamente contando con el apoyo de mis padres. Ellos siempre están conmigo y juntos también conoceremos Milán”.

Pellegrino vestirá la camiseta número 31: “Ya la había usado en Platense. Con esto debuté y marqué mi primer gol. Es especial para mí”. Dos palabras sobre su estilo de juego: “Soy rápido, soy agresivo marcando. Trabajo duro y siempre estoy concentrado. Siempre lo daré todo”.