Vuelta Playoffs: Rennes – Milan

Rennes vs AC Milan

Tras el primer acto en San Siro, el choque entre el Milan y el Rennes verá su segundo capítulo en tierras francesas. Los octavos de final de la Europa League están en juego: el equipo de Pioli parte con una ventaja de tres goles, pero los últimos años en las copas europeas han demostrado que las remontadas improbables están siempre a la vuelta de la esquina, incluso tras la abolición de la regla del gol fuera de casa.

Vamos a Francia con una ventaja importante, la que maduró al final del primer partido en San Siro. Un 3-0 neto, pero que no da la imagen completa de un partido en el que hubo numerosas ocasiones para ambos equipos: los bretones son un equipo insidioso y venderán cara su piel ante su afición, para intentar una remontada bastante difícil.

Será fundamental afrontar el partido de la mejor manera posible, olvidando el resultado de la semana pasada y jugando con la máxima atención desde el saque inicial. También para superar la noche de Monza, ciertamente poco generosa en el resultado final que ha castigado en exceso a los rossoneri: Europa, en este caso, será también una oportunidad para volver a empezar, con convicción y determinación.

Los últimos partidos rossoneri se han caracterizado por una gran eficacia goleadora -en 2024 sólo en dos ocasiones el Milan marcó un solo gol- y por un rendimiento defensivo que ofrece márgenes de mejora. Algo que el equipo está trabajando mucho últimamente son los movimientos entre líneas, tanto en lo que respecta a los patrones de pase como a la disposición sobre el terreno de juego.

En los dos últimos partidos de liga -Nápoles y Monza-, los rossoneri han jugado dos partidos muy diferentes con algunas características comunes, como un centro de gravedad alto y posiciones medias cercanas entre los laterales. En Francia seguramente habrá que gestionar los momentos, arriesgando lo menos posible para no complicar la doble confrontación, pero también los espacios: una actitud demasiado desprevenida podría prestarse a reanudaciones peligrosas, pero ampliar las distancias podría crear inferioridades numéricas difíciles de gestionar.

El examen de un desafío de entrada o salida es también una oportunidad para poner a prueba el ímpetu de ciertas individualidades y, en general, de ciertas asociaciones entre jugadores. Empecemos por el centro del campo, con la posible titularidad del trío de referencia tan esperado a principios de temporada: Reijnders, Bennacer, Loftus-Cheek.

El holandés, el argelino y el inglés sólo han jugado desde el primer minuto en dos partidos esta temporada (en Salerno y contra el Sassuolo) y el partido en el Roazhon Park representa una oportunidad para afinar las conexiones entre los tres. Si el ataque debe estar representado por el tridente “habitual” 11-9-10 – Pulisic, Giroud, Leão – la defensa, independientemente de las opciones iniciales, tendrá que renovar el entendimiento y la armonía en una línea de cuatro que podría presentar algunas novedades tras el partido de ida en San Siro y el de liga.

POSIBLES ALINEACIONES

RETRANSMISIÓN DEL PARTIDO

España: Movistar Liga de Campeones 4 (18:45 PM)

Latinoamérica: Star+, ESPN

Estados Unidos: Paramount+

RETRANSMISIÓN POR INTERNET:


Rennes – Milan: Rueda de prensa

STEFANO PIOLI

¿Qué le acaba de decir al equipo en el centro del campo?

“Analizamos el partido del domingo el lunes, como hacemos siempre, y luego nos lanzamos a por él. Le he dicho al equipo que nos hemos adelantado merecidamente, pero que la clasificación aún no está ahí y que tendremos que trabajar como un equipo de principio a fin, porque el Rennes es un buen equipo.”

¿Puede explicar las rotaciones para mañana?

“No me gusta el término rotación. Está la gestión de un grupo que trabaja, de un grupo que tiene que jugar cinco partidos en 15 días. Tomo las decisiones para cada partido, las decisiones del domingo se debieron a los datos que tenía, al estado de los jugadores. Haré lo mismo mañana por la noche, haré lo mismo para el Atalanta después del partido de mañana por la noche”.

¿Cómo están Leao, Pulisic y Loftus-Cheek?

“Todos están bien, en comparación con el domingo tuvimos un día más de descanso. El equipo está bien, creo que todos están en condiciones de jugar”.

¿Teme los primeros 20 minutos, en los que el Rennes presionará mucho gracias al público?

“Esperamos que el Rennes intente hacer algo diferente en comparación con el partido del jueves, no sabemos si en las posiciones o en la actitud. Que intentarán hacer una salida importante lo sabemos, estamos preparados para ello”.

¿Qué le parecen las duras críticas?

“Todo está bien. Trabajamos para conseguir resultados y si no llegan, sobre todo si entrenas a un equipo grande, te critican. No es un problema”.

ALESSANDRO FLORENZI

¿Cómo se encontró con sus compañeros tras la derrota de Monza?

“Intentamos pasar página en cada partido, porque cada encuentro es una historia en sí misma, ya sea victoria, derrota o empate. Sabemos los errores que cometimos y estamos decididos a jugar el partido de mañana”.

Usted es uno de los más experimentados, ¿les ha dicho algo en el vestuario especialmente a los jóvenes?

“No. Estamos decididos para mañana. Sabemos lo que queremos y lo que tenemos que hacer sobre el terreno de juego. Estamos bien: aparte de Monza, venimos de muy buenos resultados. Estamos en el buen camino para hacerlo bien en Europa: el partido de mañana es importante y no ha terminado.”

¿Está trabajando duro y puede volver a la selección con la continuidad de este año?

“Sé cuáles son mis puntos fuertes y débiles y siempre he intentado mejorar. La continuidad de este año viene del trabajo diario que me ha ayudado a encontrar bien mi condición. Tengo que intentar seguir así ante todo por el Milan, luego si llega la convocatoria estaré contento.”

¿Cuál es un bonito recuerdo en la Europa League, tal vez un gol suyo?

“Si no recuerdo mal también marqué un gol, contra el Austria de Viena. La mejor anécdota puede ser la que se escriba este año: un deseo y una ambición que tengo, me gustaría poder hacerlo con el Milan”


Zirkzee quiere quedarse en Italia

Joshua Zirkzee explicó a SportWeek que su segundo nombre, nigeriano como su madre, significa “el destino está en manos de Dios”. Cierto, pero en resumen, el hombre luego se las arregla. Joshua por lo tanto en este momento de la temporada está centrado en el Bolonia, pero sabe que su futuro está abierto, porque su temporada en los Rossoblu es demasiado buena para no atraer el interés del mundo. Zirkzee gusta al Milan, gusta al Bayern, donde ya ha estado, gusta a los equipos ingleses.

El Milan, en comparación con los grandes equipos europeos, parecería derrotado de entrada, pero tiene una carta que jugar: el contexto italiano. El salto del Bolonia a la Premier League es sin duda elevado, quizá demasiado arriesgado a sus 22 años. Nueva liga, nuevo estilo de vida, nueva competición. En cambio, el paso del Bolonia al Milan es más natural, más garantizado, y Joshua lo sabe. La decisión para la próxima temporada se tomará, obviamente, más adelante, pero Zirkzee ve con buenos ojos un traslado a Italia… y el Milan es el equipo que más le interesa en Italia.

¿Cuánto cuesta? ¿De qué dependerá entonces la decisión? Pues de muchos factores. El primero es técnico. Muchos de los clubes implicados tienen que definir su proyecto para la próxima temporada. Entrenador, ambiciones, elecciones de equipo. Milan y Bayern están entre ellos. El segundo factor es económico. El Bolonia dio el golpe de la década con JZ. Se lo llevó por 8,5 millones del Bayern, con el acierto de incluir en el trato una cláusula de recompra de 40 millones.

De momento, esa cifra es lo mínimo que parece que va a cobrar el Bolonia. Si el Bayern ejecuta la cláusula, volverá a hacerse cargo de Zirkzee: podrá venderlo por más o repescarlo. Si en Múnich van más lejos, será una subasta… y el Bayern también estará protegido en este caso: cobrará el 50% del margen de reventa. Incluso podría ser más barato.

Así, el Bolonia echa cuentas y considera que Hojlund, hace un año, fue vendido por el Atalanta al Manchester United por unos 75 millones más 10 de bonus. Zirkzee es dos años mayor -es de 2001, Rasmus de 2003-, pero ya ha alcanzado los 9 goles de Hojlund en los nerazzurri. Como si dijéramos, la idea del Bolonia es que Joshua vale lo mismo. Una opinión ambiciosa, pero no necesariamente exagerada.

El Milan está trabajando entre bastidores. Ha colocado a Zirkzee a la cabeza de su lista de objetivos del mercado, junto con el delantero esloveno del Leipzig Benjamin Sesko. El verano rossonero será todo en nombre del 9. Esos dos, por supuesto, son diferentes. Sesko más delantero puro, Zirkzee más… nueve y medio. Sesko más físico, Zirkzee más talentoso. Sesko más probado en Europa, Zirkzee claramente mejor en la temporada, ya el líder de su equipo.

Nadie puede predecir lo que ocurrirá, pero el Milan lo intentará y lo intentará, eso seguro. Al mismo tiempo, por supuesto, se informan en otra parte. Santiago Giménez, del Feyenoord, también está considerado en el Milan como uno de los delanteros del futuro. Lógicamente, a sus 22 años acabó la última Eredivisie con 15 goles y en ésta ya lleva 19.

¿No es Holanda la liga más competitiva de Europa? Cierto, pero el mexicano en Rotterdam se crece, siente el gol y el gol le devuelve la atención. Otros delanteros han sido seguidos y, además, tratados. El Milan hizo al menos un intento por Jonathan David, y con Viktor Gyökeres, ahora en el Sporting de Lisboa, hablaron en tiempos insospechados, cuando aún jugaba en el Coventry.

En el gran escenario, atentos al futuro de Olivier Giroud, Luka Jovic y Rafa Leao. Los dos primeros tienen el mismo rol que Zirkzee y Sesko pero el cruce más significativo, paradójicamente o quizás no, es con Leao. Rafa tiene una cláusula de 170 millones y, si alguien la pagara (o hiciera cualquier otra oferta irredimible), cambiaría el verano rossonero. El Milan perdería a su jugador más representativo, a su mejor jugador junto a Maignan y Theo, pero tendría una cascada de millones para salir al mercado. Y después, ¿quién sabe? Orobosa.

DOS PARTIDOS DE SANCIÓN PARA JOVIC

Luka Jovic no jugará los dos próximos partidos de liga del Milan, contra el Atalanta y el Lazio: su manotazo a Izzo durante el viaje a Monza (sancionado con tarjeta roja por el árbitro Colombo) fue castigado con dos jornadas de inhabilitación por el juez deportivo de la Serie A Gerardo Mastrandrea. Un problema nada desdeñable para Pioli: a su regreso de la eliminatoria de vuelta de la Europa League, el técnico rossonero tendrá que contar con la ausencia del serbio, única alternativa a Giroud para el puesto de delantero centro.

Se espera que el francés haga horas extras, con Jovic como posible titular mañana en Rennes y Okafor como única opción como delantero centro a partir del domingo por la tarde, cuando el Atalanta llegue a San Siro.

INSULTOS RACISTAS CONTRA LEAO

Rafa Leao sabe cómo dejar huella. Ya sea ante la portería contraria o ante un insulto social. Uno en concreto le pareció racista, pero sin hundirle. Al contrario: Rafa, smartphone en mano, reaccionó y amplió la audiencia a sus cinco millones seiscientos mil seguidores de Instagram. Publicó el post de un ‘fan’ que escribió bajo una foto de Leao: “Contigo en la cancha me vuelvo racista”. Rafa respondió: “Desgraciadamente en el mundo siguen existiendo este tipo de personas con mentes pequeñas”.

A través de las redes sociales, el Milan también se solidarizó: “Rafa estamos contigo. En nuestra afición y en el fútbol no hay lugar para el racismo”. Una batalla que ve al club en primera línea: había protegido y apoyado a Maignan tras las ofensas de Udine, relanzando iniciativas a favor de la inclusión. Leao ya había salido al campo entonces para defender a Mike, ayer tomó la delantera con una acción personal.

Sobre el tema Rafa escribe en ‘Smile’, una autobiografía en la que habla de sí mismo entre el fútbol, la música y la vida privada. En el capítulo ‘Black and Proud’, negro y orgulloso, se refiere a lo sucedido antes del Nápoles-Milán de la pasada Liga de Campeones: “No estaba preparado para escuchar los aullidos racistas, los ruidos de mono que por primera vez oía tan dirigidos hacia mí. Reaccioné de la única manera que conozco: sonriendo”.

Y añadió: “No creo que Italia sea un país racista, en este país me he hecho un hombre, un gran futbolista y un profesional. Pero creo que las instituciones deportivas están todavía muy atrasadas, y lo mismo ocurre en el resto de Europa… Estamos en una posición privilegiada, somos famosos, y hasta los racistas vienen a pedirnos fotos. Pero no todo el mundo puede, no todo el mundo tiene la coraza de la fama para protegerse. La sonrisa de Rafael Leao no es suficiente para esa gente. Hace falta algo más, y hace falta ahora”.


Europa a cualquier coste

La buena noticia es que el día de la marmota de Monza -doble desventaja, remontada en diez contra once y doble desventaja de nuevo- duró 95 minutos. La mala es que el Milan, al despertar, se encontró atrapado, entre lamentaciones (la gran oportunidad de adelantar a la Juve se convirtió en una minirrecorrida de los bianconeri), los errores de siempre (la defensa hace aguas, la rotación no funciona) y la sensación de tener que cuidarse las espaldas: la distancia de seguridad sobre los perseguidores por la zona de Liga de Campeones se ha reducido y el domingo llega a San Siro el Atalanta.

Al igual que el Milan, Stefano Pioli también ha vivido su día de la marmota, que se prolonga desde hace más o menos una temporada: unas cuantas salidas de tono, un resbalón, críticas de la afición, una colección de certificados de estima de los mandamases del club -Ibra, Furlani, Scaroni y Cardinale- y luego otro resbalón. ¿Pesará lo de anoche en Monza en su destino en el banquillo del Milan? Muy poco, si a la derrota del domingo le sigue una recuperación convincente. Y si se recupera, ¿será suficiente para mantener al Milan a final de temporada?

Aquí, en este caso la respuesta es más complicada. Porque todo, o casi todo, se reducirá a Europa: la que el Milan debe conquistar con un puesto en el campeonato para regresar a la Liga de Campeones dentro de un año, ciertamente, pero también la que debe perseguir en la Europa League, el único trofeo aún al alcance de los rossoneri.

Así como el único trofeo continental que falta en el palmarés del Milan: llegar hasta el final y levantar la copa en Dublín -entrando también en la próxima Liga de Campeones- volcaría las perspectivas y las valoraciones sobre la temporada de Pioli, quizá incluso a ojos de muchos aficionados que hoy no lo querrían en el banquillo rossonero. Por lo demás, lograr la clasificación para la Liga de Campeones por cuarta temporada consecutiva significaría alcanzar el objetivo mínimo del club. ¿Sería suficiente para una reconfirmación?

Lo que es seguro, es que no puede ser el Milan visto en Monza: un equipo que saltó al campo con el planteamiento equivocado, distorsionado por la masiva rotación que rediseñó el tridente atacante, y luego incapaz de gestionar el empate conquistado en la segunda parte, gracias a los ‘superpoderes’ de los titulares à la Giroud o Pulisic.

Las limitaciones mostradas la otra noche corren el riesgo de convertirse en el peor enemigo del Milan en esta segunda mitad de la temporada, y el Atalanta las medirá el domingo: Gasp ya le ha ganado dos de dos a Pioli (en Liga y en Coppa Italia, entre diciembre y enero) y en caso de éxito en San Siro se acercaría a -4, con el partido contra el Inter por recuperar. Mientras que el Bolonia también podría acortar distancias con los rossoneri.

Se trata de entender qué Milan conformará el entrenador en las próximas semanas. La racha de nueve partidos sin ganar en liga, y la brillante victoria por 3-0 ante el Rennes en la ida de la eliminatoria de la Europa League, decían que Leao y sus compañeros son capaces de estar a la altura de los grandes; el batacazo en Monza les devolvió a la tierra: el equipo vuelve a caer cíclicamente en los mismos errores. Y Pioli, este año, parece incapaz de remediarlos definitivamente: “Toda la responsabilidad del mundo es mía. Soy yo quien elige a los jugadores, la estrategia, soy yo quien hace los cambios”.

La estrategia ha sido una cuestión crítica a lo largo de los primeros meses de la temporada: de los laterales ‘interiores’ en el derbi a la defensa alta en casa ante el Psg, del doble delantero centro con el Udinese a los cambios de posición de individualidades (Musah lateral en Lecce), la apuesta de Pioli a menudo no ha dado resultado.

Las rotaciones, por otra parte, volverán a estar a la orden del día en los próximos días: los octavos de final de la Europa League asegurados sugieren rotación incluso el jueves en Rennes, con vistas al choque directo con el Atalanta, pero la derrota en Monza podría volver a barajar las cartas, el Milan necesita ahora certezas.

Seguro que la gestión del doble compromiso es uno de los nudos del Milan de Pioli, nunca realmente competitivo cuando se divide entre campeonato y copas (también por la brecha entre titulares y reservas): el mismo maxi-desprendimiento del Inter, en este 2023-24, madurado en los veinte días entre los dos desafíos con el Psg en Champions.

El otro gran defecto de fábrica salió a relucir en Monza: los cuatro encajados elevaron a 24 el cómputo de goles recibidos a domicilio, tantos como los encajados por la Salernitana, última clasificada. La victoria por 3-0 en San Siro ha cavado una gran zanja, pero el jueves en Rennes es mejor no distraerse.


La defensa sigue traicionando

Todo visto muchas veces antes, para bien o para mal. Esta vez, para mal. En el último año y medio, el AC Milan de Pioli ha tenido la habilidad de levantarse incluso cuando parecía definitivamente hundido, pero al mismo tiempo se las ha arreglado para volver a caer en los errores habituales que le hacen hundirse de nuevo.

Y así, si Nápoles y Rennes habían proporcionado una especie de consuelo que faltaba desde hacía mucho tiempo -dos partidos seguidos con la portería a cero-, ilusionando a todos con la redescubierta firmeza defensiva, aquí el póquer de Monza barrió las buenas sensaciones. Los Brianzoli, con el póquer caído sobre la espalda del Diavolo, han marcado un gol menos en un solo partido, frente a los cinco marcados en las nueve jornadas anteriores. El dato es rotundo y la sirena de alarma de Milanello vuelve a gritar con fuerza.

Pioli no ha eludido su responsabilidad. Tras el partido la asumió toda, también porque en el caso de la elección de Thiaw como titular, son evidentes. El técnico explicó entonces que no le había “expuesto, estaba bien y podría haber jugado desde el principio”. Bien en el sentido de estar sano, ciertamente sí, menos si tenemos en cuenta el largo parón del que venía. Obviamente, un óxido comprensible, totalmente visible y perceptible con ocasión del penalti -con dos faltas una tras otra-, pero también del doblete de Brianza.

En realidad, en el segundo y tercer gol, más que los fallos individuales, afloraron las dificultades generales de la fase defensiva del Milan, empezando por el viejo vicio de no saber desactivar las transiciones del adversario.

El efecto más evidente de una protección inadecuada de la propia portería es hacer inútiles los goles marcados. El Milan tiene el segundo mejor ataque de la liga -Giroud nada en la piscina de Cocoon cada semana, Loftus-Cheek tiene promedios de goleador, Pulisic ha vuelto de nuevo al fútbol-, pero la undécima mejor defensa del torneo es un lastre que anula la excelente producción ofensiva.

Es el famoso concepto del que ya ha hablado Pioli varias veces, el de ser capaz de marcar un gol más que el rival un equipo que se inclina más por atacar que por defender. Y sigue habiendo un abismo entre los goles encajados en casa y fuera: 7 en el Meazza (12 partidos), incluso 24 fuera de Milán (13 partidos). Peores son sólo Cagliari (25 goles), Sassuolo (29) y Frosinone (30). Una cifra que no hace honor a un equipo que tiene la segunda plaza en el punto de mira.


El Monza golea al Milan

STEFANO PIOLI

13 goles encajados en los últimos ocho partidos…

“Hacía mucho tiempo que no encajábamos tantos goles así. Cometimos demasiados errores, equivocándonos en todas las situaciones en las que se decidían las cosas.”

¿Qué espera de la renovación?

“Espero un equipo preparado, decidido, atento. Lo estuvimos hasta el descanso, pero luego cometimos demasiados errores. La inferioridad nos creó más problemas. Luego lo recuperamos con corazón y calidad, pero no fuimos claros a la hora de defender mejor el 2-2′.

¿Qué pasó con Leao?

“Leao tenía que jugar, ayer llevaba la camiseta de titular, pero seguía con molestias en el gemelo y no se sentía con fuerzas para empezar esta mañana”.

¿Qué responsabilidad se atribuye a sí mismo?

“Toda la responsabilidad del mundo: soy yo quien elige a los jugadores, la estrategia, quien hace los cambios. Cometimos errores que no solemos cometer”.

¿Mejor poner primero a los titulares?

“Son las clásicas discusiones después de los partidos. Jugamos con el mismo centro del campo que el Nápoles y la misma defensa que el Nápoles, aparte de Thiaw. Giroud y Pulisic necesitaban descansar”.

¿Pensaba el equipo en la Europa League?

“Nononono, esta noche queríamos ganar a la Juve. La Europa League de esta noche no estaba en nuestra mente. El episodio decisivo fue la expulsión de Jovic, que nos obligó a quedarnos con poca energía al final”.

¿Por qué Thiaw?

“No le expuse, estaba bien y podría haber jugado desde el principio”.

No fue vuestra noche

“Todo el desarrollo del partido nos lo decía, por episodios, por todo lo que pasó, cometimos errores graves, los dos goles, la expulsión. Luego con mucho corazón y espíritu remontamos e incluso quisimos ganarlo, pero luego todo acabó desgraciadamente”.

Evaluar bien los errores

“Reiniciar todo no, pero evaluar bien los errores y las ingenuidades cometidas durante el partido, ahora tendremos que pensar en el jueves y recuperar nuestra calidad y nuestro juego”.

Rafa tuvo un problema en el gemelo, Pulisic no entrenó ayer

“Sí, ayer tuvimos algunos problemas en el entrenamiento, Rafa no se encontraba bien y Cristian estaba fatigado y no entrenó, tuve que hacer otras elecciones de formación, así fue por desgracia.”

¿Qué puede reprochar al equipo?

“Cometimos errores que afectaron al juego. Pero cuando encajas cuatro goles tampoco es correcto decir que lo hicimos tan bien como deberíamos en la primera media hora. Esa es la realidad, luego cometes errores… Pero el partido aún es largo y demostramos que tenemos calidad para remontar. La inferioridad numérica nos creó incomodidad. Después del 2-2 tuvimos que estar más lúcidos, pero en ese momento el equipo incluso quería intentar ganarlo. Una tarde en la que cometimos demasiados errores, eso está claro”.

¿Fue el equipo en la primera parte bajo de ritmo?

“Tenía que ser más rápido, el Monza nos esperó y se metió atrás: para dar ritmo hacen falta dos. Seguro que el balón podría haber viajado más rápido, pero encontramos algunas buenas situaciones sin poder concretar. El partido cambió mucho para mal para nosotros, desde la interrupción hasta la expulsión… Todos esos episodios en los que un equipo como el nuestro debía ser más prudente y lúcido. Una derrota que duele. Hubo un cambio, Rafa debía jugar pero ayer paró durante el remate y esta mañana no tenía ganas de empezar porque seguía con un problema en el gemelo, y los demás estaban bien. Una mala noche, sin duda”.

¿Volvería a tomar las mismas decisiones?

“Ayer Pulisic no entrenó porque seguía cansado y que Rafa tenía que jugar pero interrumpió el final y esta mañana seguía diciendo que no se sentía libre con el gemelo. Rafa jugó siempre, Pulisic igual. Me pareció correcto. Cristiano nunca había jugado tanto en los últimos años, luego entró muy bien”.

El tercer gol encajado

“Nos faltaba un centrocampista en esa situación, pero una vez que estás igualado no tienes que ir a por el doblete y tienes que dejar el uno contra uno aquí. Al ir a por el doblete dejas libre fuera del área al hombre que encontró el gol del domingo…”.

¿Más difícil de explicar el error de Thiaw o el de Jovic?

“Son errores graves, todos teníamos que hacerlo mejor. Una derrota que nos duele, que debe hacernos trabajar mejor”.

Los demasiados goles encajados en campo contrario, el Milan el cuarto peor en defensa visitante

“Hemos demostrado que cuando trabajamos bien como equipo también podemos defender bien. Su gol vino incluso de un desvío del portero contrario, son errores en los que debemos intentar trabajar”. El exceso de goles encajados fuera de casa es algo que hay que mejorar”.

¿Y ahora sólo queda la Europa League?

“Ambas competiciones deben ser nuestra motivación. Nos hemos parado en la liga y no debería haber ocurrido. El tercer puesto aún no es tan sólido, el segundo no está tan lejos. Tenemos que redimirnos después de esta mala actuación”.

MATTEO GABBIA

Noche decepcionante

“No lo hicimos bien, pero lo dimos todo y fue malo perder así, estas derrotas duelen, somos conscientes de ello, pero la temporada aún es larga”.

Ahora tenemos que recuperarnos

“Sabemos que volveremos al campo el jueves y queremos dejar atrás este mal paso en falso, lo sentimos porque estábamos ganando muchos partidos, perder forma parte del fútbol, ahora tendremos que trabajar mejor en Milanello para volver a hacerlo bien en la Copa y en la Serie A”.

Sobre el segundo gol

“Fue una situación en la que podríamos haber estado más lúcidos. Es un error en un partido en el que cometimos varios. Nos molesta y nos pone enfermos. A partir de mañana tenemos que volver a Milanello para preparar mejor los próximos partidos”.

¿Ahora hay que mirar atrás?

“Creo que el objetivo de todos los equipos es hacer una carrera. Somos un equipo ambicioso, pero después de esta noche no creo que sea correcto decir que tenemos que mirar atrás. Tenemos que mirarnos a nosotros mismos y luego siempre adelante”.

¿Al 2-2 demasiadas ganas de ganarlo?

“Sí, sinceramente nosotros desde el campo teníamos la ambición de ganar. Ese es nuestro objetivo, habíamos trabajado bien toda la segunda parte, nos habíamos hecho con un partido difícil. Hubo errores que provocaron el 3-2 y el 4-2. Nuestro objetivo era ganar, luego si no era posible seguramente un empate era mejor que perder. Pero en un momento así creo que era legítimo tener pensamientos positivos para intentar ganar”.

¿Se disculpó Jovic?

“Luka tiene que estar tranquilo esta noche, tiene que estar tranquilo. Mañana sin duda se disculpará. Esta noche ha cometido un error, pero es una persona excepcional. Todo el mundo comete errores, lo sentimos, él también lo siente. Siempre estaremos a su lado. Lo importante es que entienda que cometió un error, lo importante es que vuelva para ayudarnos como ha hecho siempre este año, como un profesional ejemplar”.


Monza 4 – 2 Milan

Vergonzoso partido del Milan que cae goleado por el Monza y eso que de un 2-0 llegaron a ponerse 2-2 con tantos de Giroud y Pulisic, pero los locales en los minutos finales le metieron otros dos tantos más, acabando así con la racha de partidos sin perder y dejando claro una vez más quien vale y quien no en este equipo… además con diez jugadores toda la segunda parte por roja directa a Jovic…

PRIMERA PARTE

En el 4′ gran incursión por la derecha de Chukwueze que supera a Carboni, entra en el área de penalty entrega atrás hacia Bennacer que no encuentra hueco, cede a Theo que de remate seguro a puerta la jugada acaba en saque de esquina.

El partido queda interrumpido en el 36′ por diez minutos debido al tremendo choque entre Andrea Carboni y Michele Di Gregorio (ambos acaban con brechas en la cabeza), el central sigue en el partido pero el portero no y tiene que entrar Sorrentino en su lugar.

En el 44′ llega el 1-0 del Monza: Malick Thiaw comete un claro penalty que transforma Matteo Pessina, mientras que en el 50′ llega el 2-0 en un mal control de Bennacer que genera un contragolpe de Colpani que se libra de un pésimo encuentro de Thiaw que cede a Mota que con calidad controla y remata al palo contrario, imposible para Maignan.

La primera parte del partido careció de verdadera emoción hasta el penalti, fruto de una colosal error de Malick Thiaw. Realmente hay poco de qué hablar, si no es el hecho de que en estos momentos lo que decide este partido son puramente los episodios. Fortalecido por la ventaja, en la segunda parte el Monza intentará seguramente dar continuidad a la excelente fase defensiva de los primeros 45 minutos, con el Milan en cambio, que intentará el asalto con la esperanza de realizar la enésima remontada de la temporada.

SEGUNDA PARTE

Pioli hace un triple cambio de inicio: fuera Adli, Chukwueze y Okafor, dentro Reijnders, Pulisic y Leao. Pero el Milan se queda con diez jugadores al ser expulsado Jovic por roja directa en el 51′ por agresión a un rival y ser llamado por el VAR, ya que al principio el serbio había visto la amarilla, pero tras revisión en el monitor fue expulsado.

De ahí que Pioli tuviera que hacer el cuarto cambio: fuera Bennacer, dentro Giroud en el 53′, que de hecho gracias al delantero francés recortaron distancias en el 64′ con una acrobacia tras una jugada sublime de Pulisic que de cabeza toca lo suficiente para que su compañero pudiera rematar.

En el 82′ se marchó Florenzi, dentro Musah. En el 87′ llega el 2-2, obra de Pulisic que pegado en la parte derecha, recibe casi en línea de fondo, retrasa y saca un gran remate cruzado a palo cambiado con lo que consigue empatar el partido. Pero la alegría dura poco, ya que en el 90′ el Monza hace el 3-2 con Bondo que desde el límite del área manda el balón a la escuadra, siendo además su primer gol de la temporada.

Pero como las desgracias nunca vienen solas, faltaba todavía el 4-2 con Colombo (ex-Milan) que llega al área y con calidad bate por bajo a Maignan para hacer olvidar ese 2-2 que no sirvió de nada, porque el Monza fue mucho mejor en todo, que de hecho, es la primera vez en la historia que este equipo gana al Milan en liga.

MI OPINIÓN

El Monza jamás había ganado al Milan, pues otro trofeo que se lleva Pioli cuando sea despedido al terminar esta temporada, un recuerdo que tendrá para toda la vida, pero también un aviso muy importante para la directiva de los fichajes acertados y de quien debe ser vendido en cuanto se abra el mercado, ya que no echaremos de menos a Rafael Leao cuando el PSG llame ofreciendo una buena cantidad por su traspaso que ya es inevitable.

Aparte del horroroso partido de Thiaw que hoy se ha echado en falta a Kjaer (y ciertamente hace falta otro central más), lo que ha hecho Leao en toda la segunda parte (es decir, nada) como será necesario vender jugadores para volver a fichar, sin duda Rafa debe ser el primero en salir, pero hacer caja también con otros que claramente han decepcionado (Adli, Okafor, Chukwueze), de los nuevos solo se salvan Reijnders, Loftus-Cheek y Pulisic.

No nos podremos quejar el resto de la temporada si siempre juegan los mismos, porque claramente el resto de la plantilla no sirve de nada y aquí las excusas sobre las lesiones ya no vienen a cuento: falta calidad y faltan opciones en el banquillo que rompan los resultados, más Pulisics y menos Leaos es lo que necesita este equipo, si es que quieren volver a ganar títulos claro…


25ª Jornada: Monza – Milan

Rennes vs AC Milan

Del 3-0 en San Siro en octavos de final al nuevo e intrigante encuentro válido por la 25ª jornada de la Serie A: Monza y Milan vuelven a verse las caras en liga apenas dos meses después de la última vez. Los dos equipos atraviesan un buen momento de forma y quieren llevarse a casa todo lo que está en juego para dar un nuevo impulso a sus objetivos.

Los Biancorossi llevan tres partidos sin encajar un gol en casa, los Rossoneri llegan al U-Power Stadium habiendo marcado tres goles en sus tres últimos partidos a domicilio (contra Empoli, Udinese y Frosinone). Los números hablan de un rendimiento defensivo similar (28 y 27 goles encajados en el A) y ofensivo en las antípodas: 47 goles para los rossoneri, sólo 21 para los biancorossi.

Como ha indicado varias veces el propio técnico, la alineación de Pioli, que incluso en las dos últimas salidas ha cosechado otros tantos empates a cero, conserva un carácter ofensivo y deberá saltar al campo con el objetivo de desbloquearlo cuanto antes. No sólo números y características, sino también soluciones y momentos oportunos.

Las claves potenciales serán el inicio, el momento del partido en el que el Monza se mostró menos atento y el Milan decidido a mover la inercia de su lado, y los balones inactivos, transformados de punto débil en factor como atestigua la efectividad en los desarrollos de córner (un gol cada 15) y los remates de cabeza (nueve). Las individualidades -Hernández y Gabbia sobre todo- atraviesan un gran momento, el grupo busca la confirmación de su solidez.

Como en la ida, el desafío entre rossoneri y brianzoli llega tras una ronda europea agotadora para los hombres de Pioli y una oportunidad de estudio para los de Palladino. En aquella ocasión, al 1-2 del Newcastle le siguió el 3-0 del Milan en casa. Esta vez, sin embargo, el compromiso europeo ha cambiado, y el brillante éxito sobre el Rennes del jueves acorta distancias con el Monza-Milán de mediados de diciembre de 2023.

Los rossoneri redescubrieron peones importantes -como Thiaw- y en San Siro las entradas de Simić y Okafor habían resultado decisivas para llevarse los tres puntos. La vuelta contra el Rennes es inminente, y algunos cambios serán casi obligatorios para gestionar el aliento y explotar todos los recursos disponibles: desde el primer minuto o entrando en el partido en curso, los dieciséis rossoneri implicados deberán poner el corazón sobre el obstáculo y estar listos. El Milan ha acelerado su ritmo en este inicio de 2024, una victoria en Monza daría un gran impulso a la temporada.

Hablamos de los defensas, y es imposible no mencionar la importancia de Mike Maignan y Michele Di Gregorio. La fuerza y la compacidad del Milan y del Monza empiezan por sus números uno, que saltan al campo con 16. Clase del 95 el francés y del 97 el italiano, Maignan es mucho más que un portero -su carisma y liderazgo son fundamentales- y también destaca en la fase de ajuste, mientras que Di Gregorio es el defensa extremo que ostenta el mayor porcentaje de tiros atajados de la Serie A 2023/24 (83%).

En los enfrentamientos entre ambos equipos, los dos han exhibido a menudo todas sus cualidades, y así ocurrió también en el partido de ida. Un reflejo felino de Magic Mike había negado el gol de Colpani, que habría reabierto el partido, en torno a la hora de juego, mientras que Di Gregorio, sorprendido al principio por el disparo de Reijnders, se había redimido neutralizando los intentos de doblete de Hernández y Florenzi (dos veces). Superarlos no será fácil, su contribución podría resultar decisiva.

POSIBLES ALINEACIONES

Esta noche en Monza, con respecto al partido de Europa League del jueves contra el Rennes, Stefano Pioli debería cambiar a cinco jugadores: uno en defensa, dos en el centro del campo y dos en ataque. En defensa no estará Simon Kjaer, que descansará: en su lugar estará Malick Thiaw, que volverá a jugar desde el primer minuto 82 días después de la última vez (Milan-Borussia Dortmund el 28 de noviembre).

También hay novedades en el centro del campo: el jueves contra el Rennes habían jugado Yunus Musah y Tijjani Reijnders, mientras que esta noche en Monza lo harán Ismael Bennacer y Yacine Adli. En la delantera, Pioli también dará descanso a Christian Pulisic y Olivier Giroud, ambos muy utilizados en las últimas semanas.

En su lugar estarán Noah Okafor en la derecha y Luka Jovic en el centro del ataque milanista. En cambio, todos los demás están confirmados: Maignan en la portería, Florenzi y Theo Hernández serán los laterales, Gabbia en el centro de la defensa, Loftus-Cheek mediapunta y Leao en la izquierda.

RETRANSMISIÓN DEL PARTIDO

España: Movistar Liga de Campeones (20:45 PM)

Latinoamérica: Star+, ESPN

Estados Unidos: Paramount+

RETRANSMISIÓN POR INTERNET:


Cardinale: “El Milan no está en venta”

Refrescado por la victoria del Milan de su equipo en la Europa League (“Estoy muy satisfecho
con lo que he visto, partidos como éste dan a los jugadores confianza, era necesario. A pesar de las
muchas nuevas incorporaciones, el grupo está progresando”
), Gerry Cardinale ya está en proceso de
empezar de nuevo: “Tengo una oficina en Dubai, otra en Abu Dhabi, voy a abrir una en Riad. RedBird tiene muchos intereses en estos países”.

Durante una gira anterior por la zona, el rumor de la rumor de la venta del Milan a fondos saudíes. Un argumento que corre el riesgo de perder el buen humor adquirido con la victoria sobre el Rennes. “Quiero ser categórico: es completamente falso. Estoy aquí para quedarme mucho tiempo, tengo un trabajo que hacer. Me comprometí a devolver al Milan a lo más alto de la Serie A y de Europa, y no pararé hasta que consiga esos resultados. Y cuando los hayamos conseguido, querré volver a conseguirlos”.

18 meses después de la adquisición adquisición del Milan, quizá lo que es la incertidumbre sobre el futuro que crean estos rumores. “Es por los aficionados por quienes lo siento, porque se les inducidos a pensar en una inestabilidad que no existe ventilando cambios falsos en la estructura corporativa. No me dejo distraer y me mantengo en lo que hay que hacer”.

“Tomemos por ejemplo la historia del préstamo a proveedores firmado con Elliott; soy yo quien quise, porque Elliott hizo un gran trabajo. Nadie me puso una pistola en mi cabeza. Puedes no estar de acuerdo con mis estrategias, pero no inventarlas. Soy un experto en finanzas corporativas: suponer que 18 meses después de estas decisiones estoy encontrando dificultades está privada de fundamento. Sería mejor estimular debates sobre cómo hacer que la Serie A vuelva a ser un campeonato de referencia, o sobre la importancia para los clubes de estadios modernos”.

Ahí está, el nuevo estadio. El Milan compró el terreno en San Donato, el proyecto sigue adelante, mientras que el alcalde de Milán Giuseppe Sala quiere reunirse con los clubes para reconsiderar su permanencia en San Siro. ¿Es posible? “Estoy muy satisfecho con los progresos que estamos haciendo, definitivamente mucho en 18 meses, para construir el primer estadio nuevo en Italia desde 2011, con 70.000 asientos. ¿Reconsiderar San Siro? No lo creo en este momento, pero cada opción merece atención”.

Los aficionados, hay que decirlo, están más interesados en los resultados deportivos. La distancia con el líder Inter y la la salida de la Liga de Campeones han creado descontento, Stefano Pioli ya no está “on fire” desde hace tiempo, al menos en el gusto de una parte de la afición. Cardinale es consciente de ello, pero llama a la calma. Así ha pensado desde que compró el club y seguirá haciéndolo.

“Hemos cambiado mucho y lleva tiempo crear un equipo cohesionado. Pero estamos creciendo, cerca del segundo puesto puesto, y por ello debemos reconocer el mérito de los jugadores, el personal y el entrenador”. Hace algún tiempo, sin embargo dijo que no estaba contento con la temporada: “Lo seré cuando ganemos la Champions. Pero no estar contento en un momento determinado no se traduce necesariamente en despedir al entrenador”.

“Creo que Pioli está haciendo un buen trabajo en una situación nada fácil, con un equipo muy renovado, no cedo a la tentación de ‘despedir’ alguno para cambiar algo. Yo digo: el campeonato aún es largo, puede pasar cualquier cosa. Tenemos que mejorar en muchas cosas, con las lesiones por ejemplo. Todo el mundo, empezando por mí, debe hacer mejor su trabajo. Pero no voy a dimitir, voy a estar aquí mucho tiempo. Nadie quiere ganar más que yo”.

GIROUD LLEVA 700 PARTIDOS EN SU CARRERA

Contra el Rennes, Olivier Giroud alcanzó el hito de los 700 partidos jugados en su carrera; debutó el 24 de marzo de 2006 con la camiseta del Grenoble en la Ligue 2 a la edad de 19 años, de modo que toda una vida después (exactamente 18 años) sigue pisando los terrenos de juego más importantes de Europa y del mundo con 281 goles y 101 asistencias en su haber.

Los 700 partidos han sido, pues, alcanzados. ¿Cuántos más sumará? Seguramente Giroud seguirá jugando -con la gran profesionalidad que siempre le ha distinguido- hasta final de temporada con la camiseta rossonera, intentando mejorar sus excelentes números actuales (12 goles y 9 asistencias en todas las competiciones) y llevar al equipo de Pioli lo más lejos posible en la liga y, quizás, a levantar la Europa League en Dublín. ¿Y después qué? Después decidirá él mismo, sopesándolo todo entre los compromisos profesionales y los familiares en Milán.

El director general, Giorgio Furlani, lo confirmó a SkySport: “Giroud llegó y firmó por dos años, luego prorrogados un año más porque lo hizo muy bien. Quizás es un poco pronto, pero la puerta está abierta si quiere quedarse”. Estados Unidos sigue siendo una opción interesante para la próxima temporada, pero cualquier evaluación se pospone hasta finales de la primavera. El trato es un poco a lo Ibrahimovic: si Giroud quiere quedarse en el Milan, sólo tendrá que firmar su contrato.


El proyecto de San Siro de Webuild

La entrada en escena de Webuild, el gigante italiano de la construcción y la ingeniería civil e industrial que se ha puesto a disposición para llevar a cabo la renovación del Meazza (sin que Milan e Inter tengan que abandonar las instalaciones durante las obras), ha añadido otro elemento relevante al panorama general sobre el destino del área de San Siro. Una carta de intenciones enviada ayer, 15 de febrero, a tres destinatarios -Milán, Ayuntamiento de Milán y M-I Stadio (por tanto, no directamente al Inter)- en la que describe la viabilidad de las obras, los objetivos y, precisamente, su disponibilidad.

Nada que no se esperara en realidad. Han tomado nota de la manifestación de interés, están a la espera de reunirse cara a cara con el alcalde Sala (que en las últimas horas ha enviado a los dos clubes una petición urgente de reunión, pero sin fijar fecha…) y mientras tanto siguen adelante con sus respectivos proyectos. El Milan en San Donato y el Inter en Rozzano. En los últimos días, los rossoneri han formalizado la escritura de compra de los terrenos de la zona de San Francesco, donde debería construirse la instalación.

Un paso formal importante, llegado tras la asignación de 40 millones de euros por parte de RedBird para la puesta en marcha del proyecto (cifra incluida en el presupuesto cerrado el pasado mes de junio). Al mismo tiempo, el alcalde de San Donato inició el proceso burocrático que desembocará en un acuerdo programático entre todas las entidades implicadas. Por ello, Sala intenta aclarar las cosas rápidamente.

A finales de enero, sin embargo, ya había surgido del Palazzo Marino un proyecto de renovación de la Meazza -elaborado por el estudio Arco Associati- que había sido ilustrado en la comisión del consejo. Y en via Aldo Rossi, por lo que tenemos entendido, no hay novedades particulares en la carta de Webuild. Un documento que se considera bastante vago. En otras palabras: para el club rossonero, es dificil tener opiniones diferentes de las anteriores. Asi que seguimos adelante con San Donato, sin perjuicio de la absoluta voluntad de reunirse con el alcalde y sus argumentos.

El Inter sigue adelante con el proyecto relativo a Rozzano y, tras la realización del estudio de viabilidad y la adquisición del área, presentará el proyecto al ayuntamiento. El área identificada es muy grande (1 millón de metros cuadrados, 256.000 destinados a la nueva casa de los Nerazzurri, con 70.000 asientos) y es propiedad de la familia Cabassi, cerca de la Tangenziale Ovest y de la autopista a Génova. El club del Viale della Liberazione ya ha invertido importantes sumas por el derecho exclusivo sobre la zona (hasta el 30 de abril), por los asesores (Legend, Populous, Goldman Sachs y Cbre/Wepartner) y por el estudio de tráfico, el principal nudo a desatar.

En este momento de los planes nerazzurri, no parece haber lugar para un replanteamiento sobre San Siro. En concreto, sobre la renovación de la instalación que el alcalde Sala propondrá tanto al Milan como al Inter. Según los análisis realizados en el pasado por el Politécnico, la criticidad de seguir jugando en el Meazza durante las obras había disuadido a los dos clubes de seguir ese camino.

¿Cambiará algo con la propuesta de estudiar un proyecto de renovación presentada por Webuild, que el Inter, por cierto, no recibió directamente? Quizá entonces salga algo más de la reunión con Sala. Los nerazzurri también esperan la cumbre con el alcalde para conocer la postura oficial del Milan, que, según apuntan en Viale della Liberazione, ha cambiado varias veces en los últimos años.

¿Renovar el Meazza permitiendo al Milan y al Inter permanecer y jugar allí durante las obras de renovación? Para el Ayuntamiento de Milán, éste sería evidentemente el escenario ideal y, antes de que los horizontes, las perspectivas y los proyectos de los clubes se trasladaran fuera de la ciudad, también lo era para los dos clubes. La cuestión sigue siendo espinosa.

En el Palazzo Marino son semanas frenéticas, el alcalde Sala trata de encontrar una solución adecuada e intenta por todos los medios convencer a los milaneses -o al menos a uno de ellos- de que se queden en San Siro. De hecho, el proyecto de renovación del estadio Meazza, elaborado por el estudio Arco Associati e ilustrado a finales de enero en la comisión del consejo, nace de esta necesidad.

Hoy, sin embargo, se ha añadido una novedad importante: Webuild, el gigante italiano de la construcción y de la ingeniería civil e industrial (en Milán, por ejemplo, están construyendo la línea 4 del metro), ha escrito -y lo comunicamos en el orden en que lo han hecho- a Milán, al Ayuntamiento de Milán y a M-I Stadio, poniéndose a su disposición para realizar las obras (ya ha habido una inspección).

Una carta que no menciona explícitamente el proyecto de Studio Arco, pero que sin embargo recoge sus directrices. Básicamente desde Webuild dicen: la cosa para nosotros es factible, sostenible y realizable, así que os damos nuestra disponibilidad.

Un comunicado fechado ayer, 15 de febrero, firmado por el consejero delegado Pietro Salini, que entre otras cosas dice: “Webuild S.p.A., a la espera de las determinaciones definitivas sobre una posible asignación diferente de los eventos deportivos, manifiesta su disponibilidad a colaborar en la identificación de métodos y procesos dirigidos a la regeneración funcional y estructural del estadio para su mejor utilización a medio plazo”.

Se reafirma aquí esta voluntad de colaboración con todas las partes públicas y privadas implicadas, tanto para el estudio de la viabilidad técnica y económico-financiera como temporal de esta intervención de regeneración, como para la evaluación de los procedimientos más adecuados para su realización”.

HOY NO HABRÁ RUEDA DE PRENSA DE PIOLI

Como suele ocurrir en periodos de mucho trabajo, sobre todo cuando hay Europa de por medio, el entrenador Pioli se ‘salta’ una rueda de prensa del campeonato. En las competiciones de la UEFA las conferencias y los encuentros con la prensa son obligatorios, por lo que en este caso se ha optado por no hacerlo antes del Monza-Milán, ya que el técnico rossonero habló de todos modos el miércoles 14 y volverá a dar una conferencia el miércoles 21.

El Milan irá a Monza ciertamente sin subestimar el reto, pero aún pensando en posibles rotaciones para afrontar mejor este periodo lleno de partidos. La probable formación esperada es la siguiente: Maignan; Florenzi, Kjaer, Gabbia, Theo Hernández; Bennacer, Adli; Pulisic, Loftus-Cheek, Leao; Jovic.